PINTURA Y VERDAD

José Clemente Orozco nace en Zapotlán el Grande, un pueblo de Jalisco cercano a las faldas del volcán de Colima, conocido también como el volcán de Fuego.

Hay versiones, de la hermana mayor como del primogénito del muralista, de recuerdos de su primera infancia en torno de las bocanadas de fuego y humo que arrojaba el volcán ante el estupor y el miedo de los habitantes de las comunidades vecinas.

 

Orozco tendría tres años cuando la familia deja Zapotlán el Grande, hoy Ciudad Guzmán  para trasladarse a Guadalajara. Su hermana Rosa recuerda, en el libro de Alma Reed, que al pequeño José Clemente lo sorprendía la pátina de ceniza que, de vez en cuando, el volcán arrojaba cubriendo el follaje de las plantas, el patio y algunos enseres domésticos. El pintor volvería a su pueblo natal, a comienzos de los veinte y, al final de su vida, con motivo de un homenaje que sus paisanos le tributaron.

José Clemente Orozco nació un año antes del inicio del último periodo presidencial de Porfirio Díaz (1884-1911), y murió a mediados de la presidencia de Miguel Alemán (1946-1952).

Con varios de los gobiernos que se sucedieron en esas décadas tuvo relaciones profesionales, manteniendo siempre una total independencia en lo político, lo ideológico, lo estético y lo temático. Tal propensión surgió desde su adolescencia y se consolidó en la primera juventud, cuando estudió en la Escuela Normal, en la Nacional de Agricultura y Veterinaria, en la Nacional de Bellas Artes y en la Nacional Preparatoria, abrigando durante todo este tiempo el deseo de entregarse de lleno al cultivo de las artes plásticas.

“The Trench” Mural sobre la Revolución Mexicana

La verdad de la pintura de Orozco es incorruptible. Las interpretaciones se han dado pero nunca igualan a esa presencia que podemos apreciar cuando estamos frente a su obra. Por ello, el Antiguo Colegio de San Ildefonso trae la muestra José Clemente Orozco. Pintura y verdad, que a principios de este año fue exhibida en el Hospicio Cabañas, en Guadalajara, y que en la ciudad de México podrá disfrutarse a partir del 1 de octubre.

Esta exposición, producida por la Secretaría de Cultura de Jalisco y el Instituto Cultural Cabañas, con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), es considerada como la retrospectiva más grande y completa de este artista mexicano al estar integrada por 379 obras, entre dibujo, acuarela, gráfica, pintura, tintas, recortes de periódicos y reproducciones fotográficas de su obra dentro y fuera de México.

José Clemente Orozco. Pintura y verdad es una revisión amplia y documentada que permitirá al público visitante un recorrido representativo y selecto de las diferentes etapas y facetas del pintor jalisciense. Desde 1979, cuando Fernando Gamboa y Raquel Tibol organizaron una muestra en el Palacio de Bellas Artes, con motivo del 30 aniversario de la muerte de Orozco, no se había presentado una de tal cantidad y calidad.

En el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el público apreciará el trabajo que realizó Orozco a lo largo de 50 años, presentado en 34 núcleos temáticos en una área de mil 902 metros cuadrados, en 14 salas de exhibición, donde el visitante podrá adentrarse de forma integral a todas las facetas artísticas de Orozco, aun las poco conocidas.

José Clemente Orozco fue el artista que mayormente hizo avanzar el lenguaje pictórico en nuestro país. “En Orozco existió la idea de crear un lenguaje para transmitir ese cambio que se estaba dando en México a través de la Revolución. No fue un artista con un programa político, sino un hombre con deseo de impulsar la liberación del hombre en todas sus formas”, dijo.

Es importante destacar que en la exposición hay 148 dibujos preparatorios de los murales. En estos dibujos se puede ver el desarrollo de la imaginación de Orozco en la propuesta muralística de manera muy clara, y la enorme habilidad para la creación de imágenes.

Uno de los principales objetivos del equipo curatorial, aseguró Miguel Cervantes, es que las nuevas generaciones tuvieran la oportunidad de encontrarse frente a la obra de un autor que no es fácil confrontar. “Queremos también que revisen a un profundo crítico de nuestra historia y nuestro tiempo, en un momento en el que seguimos viviendo una crisis profunda y debemos crear un cambio. Yo creo que Orozco puede inspirar con su obra a las generaciones más jóvenes de hoy”.

La exposición José Clemente Orozco. Pintura y verdad será inaugurada este jueves 30 de septiembre, a las 19:00 horas, y estará abierta al público del 1 de octubre y hasta el próximo 16 de enero del 2011, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ubicado en Justo Sierra 16, Centro Histórico.  La página de la exposición en el siguiente link: http://www.sanildefonso.org.mx/expos/orozco/


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s