Si acaso el ángel me mirara,
abierta ya la niebla de mi carne,
sin nubes, sin estrellas,
sin tiempo en que mecer la luz de mi agonía,
encontraría tan sólo a ti, oh muerte,
llevándome a tu lado, fiel;
te encontraría tan sola a ti, sin mí,
ya sin cuerpo ni voz,
sin angustia ni sueños,
te hallara entonces pura, oh muerte mía.

Alí Chumacero

 

Hace poco, las letras perdieron a uno de los más grandes escritores: Alí Chumacero fue un  poeta mexicano nacido en Acaponeta, Nayarit en  y residió desde 1937 en la Ciudad de México. Perteneció al grupo de escritores que fundó la revista Tierra Nueva y dirigió la publicación entre 1940 y 1942.

Fue redactor de la revista El Hijo Pródigo y de México en la cultura, suplemento del ya extinto periódico Novedades, así como director de Letras de México. Fue becario de El Colegio de México en 1952 y del Centro Mexicano de Escritores entre 1952 y 1953. Desde 1964 fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Como autor, editor, redactor y corrector fue una de las figuras claves en la historia del Fondo de Cultura Económica, casa editorial para la cual laboró por más de medio siglo de trabajo intermitente. Fue famoso por haber corregido para el FCE, entre cientos de obras, el Pedro Páramo de Juan Rulfo.  Por su trayectoria como poeta recibió muchos premios, entre los que destacan el Premio Xavier Villaurrutia (1984), el Premio Internacional Alfonso Reyes (1986), el Premio Nacional de Lingüística y Literatura (1987), el Premio Estatal de Literatura Amado Nervo (1993) y la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República (1996).

El 24 de junio de 2008 recibió un merecido  homenaje, con motivo de su 90 cumpleaños, en el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México;  se recuerda las palabras que pronunció en aquella ocasión y que hoy son realidad: “Quiero que a la hora de la hora cuando me  vaya con la música a otra parte, me recuerden como un hombre venido de un pueblecito pequeño que se llama Acaponeta, de un estado pequeño que se llama Nayarit; buscando un sitio propio”. Víctima de neumonía, falleció a los 92 años el viernes 22 de octubre de 2010.

 

Esta ocasiónrecomendamos en la exposición Villa y Zapata, que se presenta en el Museo de Arte Popular (MAP) con motivo del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana. La muestra busca develar la forma en la que evolucionó la imagen pública de estos polémicos personajes, presentándolos como héroes, guerrilleros o como simples seres humanos que el pueblo ha creído que son.

El discurso museográfico se construye a partir de una tarea de investigación concienzuda, trabajo de campo y la revisión de archivos, lo cual permitió  descubrir detalles inéditos de su vida militar y cotidiana, todo ello, a través de documentos oficiales, fotografías y objetos personales. De igual manera aquellos momentos en los que convergieron ambos personajes Con Villa y Zapata.

Una iconografía Revolucionaria, los reflectores apuntan hacia la basta simbología que los dos personajes encierran, sin que se pretenda cambiar la visión de la historia; sino mostrar la forma a través de la cual se ha ido modificando la imagen pública de ambos, desde su muerte hasta nuestros días.

El museo de Arte popular se encuentra ubicado en Revillagigedo  #11 esquina Independencia en el centro histórico de la ciudad de México y esta muestra permanecerá hasta el 9 de enero del 2011

Anuncios

One thought on “

  1. qué belleza, nada más apasionante y hermoso que la poesía que ampara cómo una posibilidad de amor y esperanza a nuestra eterna compañera….destino….
    un abrazo Don Oscar!
    la gata roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s