DAVID NEBREDA: La esquizofrenia y el arte

“He conocido al enemigo de dentro y de fuera. Tengo miedo de seguir utilizando mi sangre, las quemaduras, los azotes, el agotamiento, los clavos. Sólo conservar de mi patrimonio el silencio (…), movimiento, ritos…”     David Nebreda

David Nebreda nació en Madrid en 1952, es licenciado por la Facultad de Bellas Artes de Madrid y sufre de esquizofrenia paranoide desde los diecinueve años. Desde entonces, sin tratamiento, vive recluido en un piso de Madrid cuyo paradero es desconocido. Sus conocimientos de fotografía son completamente autodidactas y realiza autorretratos en los que sus mutilaciones son reales, sus textos están escritos con sangre o excrementos porque utiliza su cuerpo como cárcel, y se satisface en él a base de tortura.

Aislado del mundo, sin conceder entrevistas, auto infligiéndose un castigo eterno de quemaduras, golpes y arañazos, Nebreda usa su propio cuerpo como lienzo y sus secreciones como pinturas. Solo con sus fantasmas, se enfrenta al horror en su estado puro, de una manera valiente y paradójicamente lúcida. Vive aislado bajo una rigurosa auto-disciplina que le permite construirse una personalidad de una coherencia y claridad artística impresionante.Su obra es un proceso de definición de la identidad a través la exhibición de los aspectos más obscuros de su propia realidad y de su experiencia con el dolor. Aspectos como enfermedad, humillación, autodestrucción, repugnancia física coexisten con la belleza en frente a cualquier norma moral o estética.

El trabajo de Nebreda se comenzó a conocer después de que entregó sus fotos a un conocido y fueron a parar a manos del galerista Renos Xippas quien le dedicó una exposición en su local de París. Léo Scheer, por su parte, ha publicado dos libros dedicados a Nebreda. Su obra es aún prácticamente desconocida en España, pese a la inclusión en el fascinante libro de Juan Antonio Ramírez, “Corpus solus”, sobre el cuerpo en el arte contemporáneo.

 

Muchos críticos de arte han declarado que sus fotos son muestra de un arte formalmente perfeccionista, lleno detenebrismo (El tenebrismo se caracteriza por el violento contraste de luces y sombras mediante una forzada iluminación); mismas que recuerdan al pintor Caravaggio, creador de este término tan conocido. En su autoexilio Nebreda crea una gran cantidad de autorretratos y algunos dibujos que fueron pintados con su sangre. Los mismos que hoy se encuentran en la edición ‘Autoportraits’, realizada por Léo Scheer. Obras cuidadas hasta en el último detalle en el sentido de la iluminación y decoración de lo que era su mundo sin salida, su espacio donde él mandaba y no tenia que obedecer a nadie, Nebreda intenta de este modo tan dramático mostrar su vulnerabilidad y mortalidad para mostrar su realidad.

Anuncios

One thought on “DAVID NEBREDA: La esquizofrenia y el arte

  1. Es uno de esos artistas diferentes e interesantes del panorama español pero siempre pienso, ¿por qué el arte ha dejado de ser bonito? ¿era necesario?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s