NATURALEZA EN EXTINCIÓN II

INVITACION COLECTIVA4

La Galería Oscar Román tiene el gusto de invitarlos a la muestra colectiva con motivo de su 23 aniversario “Naturaleza en Extinción II” que contará con la participación de más de 40 artistas.
Hace 12 años se realizó la primera parte de esta exhibición, muchos de los artistas que participaron en aquella muestra como Lourdes Almeida, Paco Macías, Agustín Castro López, Guillermo González, Alejandro Arango, Rodrigo Pimentel o Jorge Luna, nos sumergen nuevamente en su visión del mundo natural, deleitándonos con el cambio tanto de nuestro entorno como de su técnica.
En la actualidad contamos con un amplio catálogo de artistas, hay nuevas propuestas que han llegado a la galería como Irma Gutierrez, Israel Zuira, Winda Berkowitz o Samuel Mustri, artistas que han demostrado gran talento y han tenido mucho éxito en nuestro espacio.
Esta muestra estará rica en texturas y técnicas, será muy interesante poder apreciar cada estilo plasmado en telas, fotografías y esculturas.                               .

Al mismo tiempo, en la planta alta estaremos presentando obra de Mayte Espinosa. Joven artista visual con una maestría en Artes en el Edinburgh College of Art en Escocia, nos muestra una interesante propuesta en espejo bastante atractiva. Su trabajo está íntimamente ligado con la percepción y entendimiento del espacio, así como con la naturaleza y su interacción con el individuo. Ha tenido exposiciones en Escocia, Inglaterra, Alemania, Estados Unidos y Canadá.        .

Finalmente, nuestra sala Felisa Román estará abierta a quien solicite visitarla, contará con una pequeña exposición de la obra abstracta de Alice Rahon. También podrán apreciar obra de artistas como Jesús Urbieta, Fernando Botero, Rodolfo Morales, Alejandro Colunga, José Chavez Morado, Edgar Negret, Mathias Goeritz.

 

ARTISTAS PARTICIPANTES: Adelia Sayeg, Agustín Castro López, Alejandro Arango, Alice Rahon, Antonio Castro López, Antonio López, Arturo Arvizu, Arturo Márquez, Carolina  Convers, Dr. Fanatik, Elisa Legorreta, Ernesto Álvarez, Estrella Carmona, Paco Macías Velasco, Gabriel Guerrero, Guillermo González, Gustavo Salmones, Irma Gutiérrez, Israel Zuira, Jazzamoart, Jesús Urbieta, Jorge Luna, José Castro Leñero, José Ignacio Cervantes, José Luis Bustamante, Laura Quintanilla, Lourdes Almeida, Luciano Spano Luis Granda, Manuel Centeno, Marco Arce, Marco Vargas, Mariana Pereyra, Mario Núñez, Miguel Carrillo, Ricardo Villasana, Rocío Caballero, Rodrigo Pimentel, Samuel Mustri, Víctor Chaca, Vladimir Cora, Winda Berkowitz.

 

INAUGURACIÓN  MIERCOLES 18 DE JUNIO, 2014 19:30 – 22:00 HRS

*Servicio de Valet Parking

NOTA: FAVOR DE CONFIRMAR SU ASISTENCIA VIA CORREO ELECTRÓNICO A contacto@galeriaoscarroman.mx  SI REQUIERE DE ENTREVISTAS PREVIAS, SOLICITARLAS CON ANTICIPACION POR EL MISMO MEDIO.

Anuncios

El Museo de Arte Moderno inaugura “La danza de los espectros”

El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) y el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México presentan una muestra que reúne la obra de cinco importantes artistas plásticos europeos, emigrados a México a mediados del siglo XX. Es el caso de Leonora Carrington, José Horna, Wolfgang Paalen, Alice Rahon y Remedios Varo, quienes en mayor o menor grado estuvieron vinculados en su momento al movimiento surrealista o al del realismo mágico (este último con características que dificultan su delimitación).

Carrington Sin título sterling

En la capital de este país confluyeron, entre las décadas de 1940 y 1960, una serie de condiciones excepcionales para que artistas mexicanos y extranjeros convivieran, generándose así el intercambio de estilos e ideas que desembocaría en una producción pictórica y escultórica difícil de circunscribir como movimiento homogéneo pero que, sin lugar a dudas, contó con rasgos inequívocos de sintonía.

La exposición se articula en varios núcleos temáticos cuyo objetivo es profundizar en los procesos creativos de cinco artistas, y en cuya obra se ejemplifica el choque de realidades y la fascinación por el contexto tan fecundo para la creación que México les ofreció. Dichos ejes definen la producción plástica desde el punto de vista de creadores exiliados que debieron manifestarse ante un contexto distinto a aquel donde se habían formado, para adaptarse, oponerse o integrarse —según el caso— al mismo.

Galería Oscar Román participa en esta exposición con obras de Leonora Carrington y Alice Rahon. La exposición permanece hasta el 21 de septiembre, 2014 en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de México (Paseo de la Reforma y Gandhi s/n, Bosque de Chapultepec, Ciudad de México)

La danza de los Espectros

image001

El Museo de Arte Moderno y el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey presentan una muestra que reúne la obra de cinco importantes artistas plásticos europeos, emigrados a México a mediados del siglo XX: Leonora Carrington, José Horna, Wolfgang Paalen, Alice Rahon y Remedios Varo, todos vinculados en su momento al movimiento surrealista o al del realismo mágico. En la capital de este país confluyeron, entre 1940 y 1960, condiciones excepcionales para que artistas mexicanos y extranjeros convivieran, generándose un intercambio de estilos e ideas que desembocaría en una producción pictórica y escultórica difícil de circunscribir como movimiento homogéneo pero con rasgos inequívocos de sintonía. 

La exposición se articula en varios núcleos temáticos: Escenografía y paisaje psíquico, Bestiario onírico, Cotidiano extraño y Alquimia e introspección.

Las Surrealistas llegan a Los Ángeles

La ciudad de Los Ángeles cuenta actualmente con el museo más grande de la costa oeste de Estados Unidos: el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, mejor conocido como LACMA, que alberga un gran número de piezas arqueológicas así como un acervo de pintura europea y una de las colecciones más grandes de arte latinoamericano que asciende a unas 2000 piezas.

LACMA se fundó en 1910 y en sus inicios exhibió obras prestadas; pronto sus colecciones comenzaron a crecer y esto lo llevó a conseguir una sede propia en 1961. Podemos encontrar en él colecciones arqueológicas, textiles, de arte islámico, arte americano y de pintura y escultura europea. ElLACMA cuenta también con un centro específicamente dedicado al expresionismo alemán que alberga unas 7,000 piezas en papel mientras que su colección de arte moderno consta de unas 250 obras principalmente de Europa, Estados Unidos y México. La colección de obra gráfica del museo incluye unas 13,000 piezas, desde la Edad Media hasta el arte contemporáneo.

El pasado 29 de Enero, LACMA inauguró, en conjunto con el Museo de Arte Moderno de nuestra ciudad (MAM) la exposición: ‘In Wonderland: The Surrealist Adventures of Women Artists in Mexico and the United States’ la cual nos muestra la primera revisión internacional hecha sobre mujeres surrealistas que vivieron y desarrollaron su carrera artística en estos dos países.

La exposición abarca más de cuatro décadas de producción artística y centra su título en los libros de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, por la resonancia que tuvieron en los artistas surrealistas. Se exhiben 147 obras creadas por 47 mujeres entre las que encontramos a Frida Khalo, Remedios Varo, Dorothea Tanning, María Izquierdo, Leonora Carrington, Lee Millar, Helen Lundeberg entre otras.

Los trabajos están seccionados en 11 galerías y están agrupados de acuerdo con los puntos recurrentes en el arte y las vidas inquietantes de las mujeres surrealistas, como lo es la identidad, la mujer creativa, el cuerpo y los fetiches, el romance y vida doméstica, el juego y las innovaciones técnicas, la política, la guerra y la Depresión, el feminismo y la abstracción.

(De Izquierda a Derecha: Alice Rahon, Le Jongleur, acuarela sobre papel, 1946; L´Androgyne, acuarela sobre papel, 1946,  L´oiseau Du Paradis, acuarela sobre papel, 1946)

En esta ocasión la Galería Oscar Román se complace en participar en esta importante muestra con 4 piezas, 3 de las cuales pertenecen a Alice Rahon de quien ya les hablé con anterioridad y una más deJacqueline Lamb.

(Muriel Streeter, The Chess Queens, 1944, Oil on Canvas)

“Todos los trabajos de las artistas de renombre y poco conocidas, comprendidos en la muestra, se seleccionaron por su magnífica calidad, factura, inventiva y creatividad“, comentó Tere Arcq, curadora adjunta del Museo de Arte Moderno de Ciudad de México (MAM) y co-curadora de esta exhibición junto con Ilene Susan Fort del LACMA.

 

(Ruth Bernhard, In the Box-Horizontal, 1962)

La muestra estará abierta al público hasta el próximo 6 de Mayo y posteriormente se trasladará a Quebec, Canadá. Si quieren conocer más sobre esta magnífica exposición les comparto este link ->http://www.lacma.org/art/exhibition/in-wonderland donde pueden encontrar algunas imágenes, reservar sus entradas e incluso comprar el libro de la muestra.

ALICE RAHON






Estamos a un par de dias de inaugurar México Surrealista y hoy hablaremos un poco de la obra de Alice Rahon, una de las figuras más importantes del surrealismo en México.

El mundo de Alice Rahon es un mundo de sueños. En sueños se transporta a las míticas cuevas donde antiguos pobladores -a quien sólo imaginamos-, las iluminaron con primitivas pinceladas multicolores, queriendo dejar constancia de su propio mundo, de sus preocupaciones, de sus vivencias. Alice Rahon, las visitó y de allí nutrió su visión, su mirada del trazo, por su frescura, por su penetrante sabiduría.

Si capturamos la belleza plástica de las antiguas culturas: europeas, americanas y mesoamericanas de manera particular, entenderemos el mundo onírico de Alice Rahon, su simbología, la belleza de sus imágenes, la luminosidad de cada una de sus obras.

Cuando contemplamos la obra plástica de Alice Rahon no nos cabe duda acerca del impacto que en ella causaron sus visitas y estancias en países de profunda magia: LA India y México. Las cuevas de Altamira, su contacto con el budismo, su cercanía con el paisaje monumental de nuestro país, con el colorido de las fiestas nacionales, con el arte popular; su aproximación a culturas nigrománticas como la huichola, más su conocimiento de pintores como Paul Klee, Rufino Tamayo, Frida Kahlo, Diego Rivera, Pablo Picasso, Tanguy, la conducen a propuestas francamente inquietantes. Alice Rahon echa mano de diversos elementos para integrar su obra, lo mismo trabaja a óleo sobre madera que sobre madera, combina la pintura de aceite con arena; se arma de pincel para consumar composiciones como la serie Cristales del espacio, e igual dibuja tinta para ofrecernos asuntos que nos recuerdan a Joan Miró.

Alice no se detiene, para ella que todo lo observa y todo lo absorbe, no deja de hacer en su intelecto ni en su emoción el carácter primitivo de la hulla del arte de las cavernas; por lo tanto, aparecen figuras que remiten a los textiles y tallas de los indios norteamericanos; las siluetas de pirámides, perfiles volcánicos, soles y lunas, indígenas de México; los fuegos de artificio que brotan de las manos, mágica de los artistas populares- que hacen uso de la pólvora un ingenio-, también encuentra lugar en las telas y en los espacios pictóricos de Alice Rahon, a los que llena de color y magia.

Estudió arte con su padre y con Wolfgang Paalen quien se convertiría en su esposo y con quien viajó a México, donde realizó gran parte de su obra y donde participó en la Exposición Internacional del Surrealismo, celebrada en 1940. Expuso en diversas galerías de México, estados Unidos Y Europa. Además de su importante labor pictórica, destacan tres poemarios publicados entre 1936 y 1931.

Pese a que Alice Rahon llegó a México en 1939 por invitación de Frida Kahlo y Diego Rivera, para formar parte del grupo de artistas exiliados en México, entre los que se encontraban Remedios Varo y Leonora Carrington, la producción plástica de Alice Rahon se alejó de las propuestas de sus contemporáneos pues destacó en el uso de diversas técnicas como, dibujo, collage, pintura y arte-objeto además de innovar al mezclar arenas, como lo hacía Rufino Tamayo, con quien estableció una gran amistad.

Alice Rahon, cuyo verdadero nombre era Alice Marie Yvonne Philppot, no solo demostró su versatilidad al mudarse de su natal Francia hacia nuestro país, sino que, además, demostró su profunda calidad artística al mudar (ó evolucionar) su cálida y febril expresión poética hacia un terreno más natural: la de los pinceles, avivada por la pasión por el surrealismo, reprodujo mediante la pintura el color, el paisaje y las culturas indígenas, particularmente la magia vinculada a la religión, generando un exquisito trabajo plástico.

Aunque se inició como poeta dentro del grupo surrealista parisino, fue en México donde se dedicó principalmente a la pintura e incursionó además en actividades vinculadas al teatro y al cine: escribió el guión y diseñó los personajes para: ‘El Ballet Orión’ en 1946, donde la artista imagina un espectáculo a partir de cinco figuras, realizadas sobre cartón negro; cinco personajes que representan las constelaciones y que pretende convertir en marionetas, proyecto que nunca llega a realizarse, pero quedan los bocetos de los títeres, y el guión. y realizó, además, con Edward Fitzgerald, una película titulada “Les Magiciens.
Así como la primer mañana de invierno, la de Alice Rahon es una pintura que pese a nacer madura se mantiene fresca, sus cuadros aunque se hallan inmersos en la abstracción representan algo concreto, un profundo amor con los fenómenos naturales que desembocan en un particular dominio cromático.

Destaca un conjunto de dibujos pintados con pincel sobre cartón negro que titula genéricamente ‘Cristales del espacio’. Éstos, semejantes a estructuras alámbricas, evocan títeres, telas de araña, conjuntos híbridos entre vegetales y animales cósmicos que parecen aglutinarse y erigirse ante la alegre cadencia de vertiginosas piezas musicales, en los que se halla ausente la melancolía que distingue algunos de sus versos: “Una mujer que era bella, un día, arrancó su rostro, su cabeza quedó lisa ciega y sorda”, fragmento contenido en su poema: de ‘À même la terre’, de 1936, da muestra de este latente claroscuro.

La naturaleza y los animales son los principales protagonistas de las escenas que representa, aunque también suelen encontrarse vistas de ciudades imaginarias, de ensueño, fiestas, y en ocasiones, retratos metafóricos de sus amigos, como en ‘Hombre atravesado por un río’, homenaje a André Bretón, ‘El hombre pájaro’, homenaje a Max Ernst, o ‘La balada de Frida Kahlo’